Dulce como los higos madurados al calor del sol de Ibiza y cálida como el rugoso tronco de la higuera ibicenca. Una fragancia afrutada y singular que seduce tanto a hombres como a mujeres.